INSTITUTO SAN IGNACIO DE LOYOLA

“NUEVA PERSONA - NUEVA SOCIEDAD”

     

Iñigo de Loyola nació en el año 1491 en Loyola, en las provincias Vascas de España, su vida transcurrió primero entre la corte real y la milicia. Creció en un ambiente noble y cultivado.

Iñigo durante muchos años vivió en una mansión donde se hizo hombre culto y letrado, le encantaba leer y escribir además de la música. Siempre fue un hombre de grandes virtudes naturales, recio y valiente,  noble y con gran ánimo que sabía compartir cuanto tenía.

Participó en grandes batallas; un día en una de ellas contra los franceses, Iñigo salió herido y tuvo que regresar a su casa en Loyola, mientras se recuperaba se dedicó a leer sobre la vida de Jesús y las historias de los santos, esto cambió su vida, se convirtió, mientras leía pensaba ¡qué bueno sería entregar la vida al servicio de Dios para vivir lleno de paz y profundo gozo!.

Estudió Teología en Paris, donde conoció los primeros compañeros con los que había de fundar más tarde en Roma, la Compañía de Jesús, conocidos hoy como los Padres Jesuitas. Ejerció un fecundo apostolado con sus escritos y con la formación de discípulos que habían de trabajar intensamente por la reforma de la Iglesia. Murió en Roma en el año de 1556.